El 1,2,3 que debes conocer a la hora de insonorizar un espacio

El ruido de los carros, el bullicio de la ciudad, el murmullo constante de la oficina y cualquier otro sonido disonante son algunos de los agentes que pueden generar contaminación sónica afectando la salud y la calidad de vida de quienes hacen están en esos espacios.

A pesar de que es casi imposible eliminar todos estos ruidos desde la arquitectura se aplican técnicas que ayudan a disminuir el impacto de la contaminación sónica en espacios cerrados, como oficinas y salas de reuniones.

Inspirados en una solución para un cliente que buscaba insonorizar una sala de reuniones, en ArchitecTo-Go queremos compartir algunas recomendaciones que podrían servir de guía en casos similares.

Lo que no debe faltar

  1. Independencia total: Para lograr la independencia total de una habitación, se pueden usar tabiques de material aislante (como la fibra de vidrio) y bloques para elevar las paredes y hacer que lleguen hasta la placa  superior, incluyendo el espacio entre el cielo raso y el piso de arriba.
  2. Séllalo bien.  Lo siguiente por hacer es asegurar que todos los marcos de ventanas y puertas estén bien sellados, especialmente en las esquinas, de modo las posibles aberturas entre una habitación y otra estén bien cerradas.
  3. Alfómbralo todo.  Ante nada, se debe entender que el sonido es energía y que ésta puede ser absorbida por materiales de trama abierta como la lana o las fibras artificiales de pelo grueso, por lo que siempre es bueno colocar alfombras en los pisos.

En este caso, si los sonidos persisten,  la recomendación es colocar una puerta especial hecha con material aislante y verificar que la fuente de ruido no provenga de los ductos colocados entre el cielo raso y la placa superior. En este último caso, lo ideal es colocar mallas difusoras especiales en las rejillas de ventilación que estén en el salón a insonorizar.

Un mundo de opciones

Ya hablamos sobre cuáles son los primeros pasos que debemos tomar en cuenta a la hora de insonorizar un espacio, ahora es momento de explorar qué materiales se pueden usar y cómo usarlos.

En el mercado existe un amplio abanico de opciones para aislar el ruido, tanto en habitaciones separadas o salas integradas “box in box”, en las que se incluyen muros, techo y suelo.

Generalmente,  las oficinas requieren de áreas de trabajo espaciosas y eficaces, en las que se facilite la interacción y la comunicación entre las personas, sin olvidarse del confort acústico para lograr un espacio armonioso y productivo.

 En el mercado existe varios tipos de materiales para este fin. Uno de los más populares es el polietileno, una especie de espuma ligera y fácil de instalar que generalmente se usa en paredes y tabiques de cartón-yeso.

Usualmente,  viene en varios formatos, espuma o planchas, de diferentes tamaños y grosores para instalar entre el tabique y la estructura metálica.

También se encuentran las fibras de poliéster (napa), ideales para mejorar la capacidad de aislamiento acústico a bajas frecuencias (más de 60Bb). Este material poroso garantiza la absorción de sonido y suele usarse en paredes internas y medianeras.

Estas fibras vienen en paneles por lo que es especialmente importante calcular los metros cuadrados que se necesitan del material. Para instalarlo es necesario colocarlo sobre los montantes de la placa de cartón yeso de paredes y techos. También requiere de la creación de una cámara de aire para favorecer su acondicionamiento e instalación.

El poliuterano, es otra opción económica y fácil de instalar que posee gran capacidad de absorción. En el mercado se consigue como planchas de diferentes formas, densidades y colores. Usualmente se recomienda usarlo como revestimiento para paredes y techos.

Su instalación es bastante más sencilla que las opciones anteriores, pues puedes encontrar láminas autoadhesivas o aquellas que requieren pega de contacto para fijarlas.

Por último, otra de las opciones más populares es la espuma de melamina, un material flexible y ligero que tiene un acabado hueco o de micro cuñas y que está pensado para ser usada como una pieza decorativa. Son productos finos y de baja densidad, por lo que ocupan poco espacio.

A pesar de que compartimos algunos datos sobre cómo insonorizar una habitación, es importante tener en cuenta que SIEMPRE se va a necesitar la ayuda de un experto que garantice los mejores resultados.

Por eso en ArchitecTo-Go estamos a tu disposición para que nos consultes y juntos tomar una decisión constructiva.

Si te quedan dudas


* Campos obligatorios

ArchitecTo-Go® 2000 - 2018

Pin It on Pinterest

Share This