Aprende cómo escoger la iluminación adecuada (II)

La semana pasada conversamos sobre los primeros pasos que debemos considerar a la hora de iluminar un espacio. Debemos recordar que puntos como la importancia de la iluminación natural, la eficiencia eléctrica y la funcionalidad de la habitación.

Justamente pensando en este último, en esta nueva entrega queremos conversar sobre algunas recomendaciones a considerar a la hora de iluminar espacios en la casa.

Una vez de más, el consejo más importante es SIEMPRE consultar con un experto para que de ese modo garantizar los mejores resultados.

Dime qué cuarto quieres y te diré cómo iluminarlo

 Primero que nada, se debe tener en cuenta que una iluminación adecuada nos ayuda a crear climas distintos y es una gran aliada para realzar cada uno de los espacios.

¿Cómo debo iluminar la entrada?

 La entrada o recibidor es la oportunidad de dar la primera impresión al llegar a una casa. De ahí la importancia de contar con una buena iluminación. Este caso, siempre es una buena idea colocar una gran lámpara de techo o una de pie.

En el caso de los pasillos y escaleras, al ser espacios de alta circulación, lo recomendable es iluminarlos bien desde arriba – a por lo menos dos metros de altura.

Una idea útil es colocar interruptores dobles en al principio y final de las escaleras o pasillos, de modo que se pueda encender o apagar las luces indistintamente del extremo de dónde se esté.

¿Cuál es la mejor manera de iluminar la sala?

 Lo más importante a la hora de iluminar una sala es que refleje un ambiente relajado. En este espacio, toda elección en cuanto a lámparas es válida –sobre todo porque dependen de la decoración y los gustos personales de cada quien.

Por ejemplo, las lámparas de techo y/o las luces empotradas pueden ayudar a realzar las texturas de la decoración y a crear climas diversos. Si se cuenta con poco espacio, las lámparas de pie o los apliques en paredes pueden ser una gran alternativa.

En términos generales, se recomienda que la iluminación general sea de 100 lux (entendido como el rendimiento lumínico), 50 para el espacio para ver la televisión y 500 para leer.

¿Cómo es la iluminación ideal del comedor?

 Este uno de los espacios que más iluminación relajante necesita y, a la vez, que aporte la suficiente intensidad a la hora de comer. En este caso, se debe tratar de que la mesa sea el punto central del espacio.

El comedor, en especial, debe ser uno de los espacios que más goce de la luz natural durante la mayor cantidad de tiempo durante el día. En este punto es vital tomar en cuenta el correcto aprovechamiento del espacio y las entradas de luz.

¿Qué es lo mejor para iluminar una cocina?

 En toda casa es común que la cocina sea un espacio multifuncional. En ese sentido, se debe procurar que exista una buena iluminación en cada uno de sus rincones.

Por eso son uno de los espacios que mayor planificación requieren. Al hora de iluminarlas siempre debe existir un foco central de luz y efectos puntuales, bien sea con luces sobre los mesones y mesas que, además de ser útiles, sirven como elementos decorativos.

Generalmente, se recomienda que las luces en los mesones sean de 300 lux, mientras que en el espacio destinado a la preparación de alimentos sea de 500 lux.

¿Cómo hago para iluminar los cuartos adecuadamente?

 Sin importar si se trata de un dormitorio para adultos o niños, la iluminación en estos espacios debe invitar a la relajación y ofrecer puntos adecuados para la lectura o para realizar tareas.

Por lo general, se recomienda usar una luz general para el centro del espacio y luces puntuales en las mesas de noche y escritorios para facilitar la lectura y el trabajo. En cuanto al rendimiento lumínico, lo mejor es optar por luces de 50 lux para las mesitas de noche, 200 lux para la cabecera y 500 lux para poder leer en cama.

¿Y cómo se iluminan los baños?

Como en los puntos anteriores, este aspecto también varía bastante dependiendo del espacio disponible. Si es muy grande, lo mejor es usar luces empotradas al cielorraso.

También existen aspectos importantes a considerar para los espacios con espejos. Se pude cometer un error si se iluminan solo desde el techo y también se debe evitar colocar luces directamente sobre ellos.

Generalmente se recomienda usar lámparas de 100 lux cerca de los espejos para maquillarse – y 500 lux para los de afeitarse.

 

Si te quedan dudas


* Campos obligatorios

ArchitecTo-Go® 2000 - 2018

Pin It on Pinterest

Share This