Aprende cómo escoger la iluminación adecuada (I)

Muchas veces se tiene la falsa creencia que iluminar un espacio sólo consiste en agregar algunas lámparas y bombillos a la habitación, pero lo cierto es que se necesita mucho más para lograr ese toque especial.

Es importante recordar que cada habitación posee una función y una intención determinada y, aunque parezca inverosímil, la iluminación puede ayudar a crear esos ambientes que se están buscando. Escoger la equivocada puede afectar notablemente la funcionalidad y la estética de cualquier habitación.

En esta primera entrega, en ArchitectTo-Go queremos compartir sobre algunos tips a considerar a la hora de pensar en la iluminación de los espacios que habitamos. En nuestra próximo artículo estaremos conversar sobre cuál es la luz adecuada para cada habitación.

Primero lo primero

¡Dios Salve la luz natural!. La luz natural es un recurso que no debe despreciarse. En arquitectura disponer de ella es una de las condiciones más valoradas, no sólo porque ofrece condiciones estéticas importantes, sino que también ayuda a reducir la tensión ocular y la irritabilidad.

Un bombillo para cada cual.  Escoger el bombillo adecuado, no es tan sencillo como parece. Hay que pensar que se debe elegir aquel que mejor se adapte a las necesidades del espacio y de los usuarios. Es importante considerar aspectos como la vida útil, la eficiencia y el ahorro.

La eficiencia ante todo. En términos generales, la regla es bastante sencilla. Los bombillos más eficientes, son aquellos que emiten menos calor y facilitan el ahorro de energía. En este caso, los de LED son la mejor opción.

Un color para cada función.  Una vez más, este aspecto varía dependiendo de la funcionalidad del espacio.

En términos generales, las luces amarillas permiten ver los colores reales del entorno y lo hace más relajante y reconfortante, es por ello que es típico conseguirnos iluminación de este tipo en salas, habitaciones y tiendas en las que los colores sean importantes.

Mientras que las luces blancas son perfectas para hacer los espacios más estimulantes y asépticos. En general, este tipo de iluminación se usa en cocinas, oficinas y baños.

Todo es mejor con un profesional.  Buscar y confiar en el consejo de un profesional en el área, siempre es la mejor recomendación.

Un arquitecto cuenta con los conocimientos adecuados para entender y armar la mejor estrategia para iluminar cada espacio.

A diferencia de cualquier otro profesional, tiene la capacidad de ver el proyecto desde una óptica distinta y puede entender perfectamente la dinámica que debe tener la iluminación en cada espacio, considerando el tipo de lámparas, los focos de luz natural y puntos de iluminación idóneos.

Si te quedan dudas


* Campos obligatorios

ArchitecTo-Go® 2000 - 2018

Pin It on Pinterest

Share This